Llega un mensaje de Edson Alemán: “¿Ya hablaste con Juan Carlos?”. Como no lo he hecho aún y tengo poco tiempo en ese instante pienso en responderle más tarde. Sin embargo, a los pocos minutos me entero del por qué de su pregunta: En el Facebook hay un anuncio que informa que a las 18:00 hrs. en el Foro Insurgentes de la Ciudad de México se publicará el line-up final del festival de Heavy Metal más importante de Latinoamérica: El Hell & Heaven. Lo primero que siento es angustia. No había podido comunicarme con los organizadores de manera personal desde hace ya varias semanas en las que les había ofrecido la participación de mi banda, Dirty Woman, para construir juntos la gran fiesta a riffs, gritos y beats. La idea de tocar con Twisted Sister me generaba desde meses atrás una gran emoción. ¿Quién no vio el video de We’re not gonna take it sintiéndose completamente reflejado como niño o adolescente?

Le mando un mensaje a Juan Carlos. Recibo respuesta pronta. Me espera en el lugar y la hora señaladas junto con Edson. ¡A huevo!, es lo primero que pienso. Vivo en Querétaro, así que sin importar la distancia y el dinero invertido en gasolina y casetas, tomo mi automóvil y me dirijo de inmediato al D.F. Confirmar la presencia de Dirty Woman después de una pausa tan larga vale la pena de eso y más, mucho más.

Al llegar me encuentro con rostros conocidos. Luis Jasso el Chico Migraña, El Gizmo, baterista de Makina, Javier, vocalo de la misma clásica banda mexicana de Thrash Metal, Los compas de Intoxxxicated, El Tiburrock, Alf Zuñiga reportero de la Metal Hammer, muchos, muchos más. Edson está en una esquina al fondo del local. Sólo unos minutos de conversación y se escucha que el evento comienza. Me coloco frente al escenario y en la pantalla comienza el video de presentación que es, además, transmitido en vivo por Telehit. Surge el nombre del primer headliner:

Kiss.

Siento un golpe en el estómago y la adrenalina fluir en mi cuerpo. Imágenes de mi vida desde la infancia se me vienen a la cabeza. El primer disco que recuerdo haber tenido en mis manos fue su disco homónimo: Kiss. Me lo enseñó un primo. Me quedé minutos viendo la portada completamente impactado. “Si lo escuchas al revés se aparece el diablo”, me dijo.

Guns & Roses.

Otro golpe más. Si bien es cierto que hoy en día dista de ser este grupo lo que fue, Axl Rose era verdaderamente mi ídolo en 1989. Ese año me enteré que era metalero pues previamente a eso, a pesar de que escuchaba metal como siempre lo hice desde niño, no conocía el concepto. En Radio Capital y La Pantera tocaban Welcome to the jungle, Sweet Child of mine y Paradise City. Compré el Apetite for Destruction en cassette y pronto supe que había rolas mejores. No hubo día que no escuchara esa producción y posteriormente el Lies durante meses. Mi primer amor, otra rockerilla de la prepa que hasta la fecha es gran amiga mía, fue al ritmo de Guns & Roses.

Por si fuera poco para una sola noche, tener a dos metros de distancia a las increíblemente deliciosas Butcher Babies como espectáculo de calentamiento de motores aderezado todo con cervezas, whisky y amigos ya de décadas.

¿Quién más y para qué gustos? Aquí una lista representativa, pero no completa en ningún orden en particular:

Angra, Black Oil, Deicide, Lamb of God, Testament, P.O.D., Obituary, Suffocation, Transmetal, Butcher Babies, Misfits, Possessed, Combchrist, Floatsam and Jetsam, Destruction, Rob Zombie, Trivium, Nightbreed, Wrecker, Hocico, Carpatian Forest, Marduk, Draksen, Profecía, Cephalic Carnage… muchos más…

Buenos augurios… buenos augurios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s