Aforismos, Opiniones y Sentencias sobre la vida y el mundo (Primera toma)…

Publicado: 10 de abril de 2013 en Ética, Filosofía
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Antes de que la filosofía se volviera academicista, esto es, antes que quienes se erigen como los poseedores del conocimiento excluyeran de las academias filosóficas a las personas que se atreven a decir y escribir lo que piensan sin sentirse obligados a hablar de y pensar sobre lo que alguien más escribió con la finalidad de ver su obra publicada, su calificación obtenida y su título otorgado, los filósofos solían filosofar.

Los filósofos sobre los que los profesionales de la filosofía (¡Gulp!) estamos obligados a citar por los firmadores de constancias y títulos de licenciatura, doctorado y maestría no citaban a nadie. En otras palabras, como el pensamiento no tiene calidad si no cita, estamos obligados a citar a los que nunca citaron. La incongruencia salta a la vista.

Lao Tse, Buddah, Akhnatón, Platón, Sócrates, Pitágoras, Giordano Bruno, Spinoza se reirían de escuchar términos que mis oídos han escuchado recientemente como “nosotros, los profesionales de la filosofía (…)” y peor aún “es importante cuidar que en el congreso no sean admitidos estudiantes como ponentes” (¿Qué puede tener en la cabeza y el corazón una persona que entiende la vida de esa manera?).

Me encantaría saber cuándo Kant, Hegel, Marx y Nietzsche citaron a alguien.

¡No puedes compararte con los grandes!” gritan las voces de la élite académica…

Claro, sólo que los grandes, en su momento, fueron tan chicos como cualquiera de nosotros… pero con las gónadas necesarias para decir su pensar. La historia los recuerda a ellos y no a los organizadores de congresos (lo digo siendo yo mismo un organizador de mesas para congresos, un profesor y… un profesional de la filosofía… ¡GULP!).

Así, pues, a partir de hoy una serie de sentencias y opiniones filosóficas diversas, sobre la vida y su mundo, muy al estilo de los clásicos: afirmando lo que pienso reflexionadamente sin necesidad de usar aburrídas fórmulas como: “Conforme a XXXX en su opúsculo YYYY, la libertad se comprende como la ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ……..

Van pues los aforismos (Sólo tres porque ya escribí de más como introducción)…

Sobre la Libertad.

1.-     Lo que te asusta es porque te gusta.

2.-     De todas las necesidades a satisfacerse y de todos los placeres del mundo no es ninguno tan elitista y tan difícil de obtener como la libertad de pensamiento.

3.-     Cuando se lleva a cabo una acción, sin importar lo simple o grandiosa que esta sea, que rebaza las fronteras de comprensión de la gente, esta última, en su necesidad de encontrar un motivo para todo dentro de su propia lógica, tiende en estos tiempos de culto al consumo a preguntar por los beneficios económicos que la acción realizada traerá como consecuencia.  El sistema ha conseguido que a las personas les sea muy difícil siquiera el considerar que pueden existir acciones cuyo placer radique justamente en el mero realizarlas, por lo que tienden a tasar los placeres, entre los que se cuentan los intelectuales, en medidas monetarias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

comentarios
  1. Inés dice:

    Respetadísimo Lutz:
    Te escribe Inés, tu alumna en el ITAM y tu alumna cada vez que leo tus publicaciones en Facebook, twitter y ahora en tu blog. Me parece sumamente atinado lo que dices en estas líneas; desde que entré a estudiar Filosofía (buscando respuestas a las cuestiones que creo, a todo ser humano deberían preocupar), no he recibido más que instrucciones: “cita, cita, confronta, cita; necesitas respaldar tus argumentos en la mayor cantidad de autoridades que te sea posible consultar. No creas aún que es tiempo de formar tu pensamiento, no es ahora cuando tú voz debe ser escuchada; tus ideas hoy son las ideas de nadie, castillos en las nubes si no te escudas tras lo que antes dijo A, B o C…” Y podría continuar; la misma opinión tienen todos aquellos que comparten la dicha que yo tengo por estudiar Filosofía: “no importa dónde la estudies, Inés, a nosotros nos dicen lo mismo; no tenemos ni siquiera una licenciatura que nos avale como por lo menos conocedores”.
    Es una verdadera tristeza, efectivamente, que tengamos que ser eslabones en la cadena de producción económica; se estudie lo que se estudie, veo un patrón en la educación de los jóvenes que los prepara para ser fieles siervos de lo que la economía capitalista de México exija, no importa cuánto sudor o noches sin dormir, y mucho menos importa si nos sentimos plenos con lo que hacemos, nos preparan para producir, producir y producir. Mientras no se entienda que no somos ni “capital humano” ni “recursos humanos”, sino personas, el avance cultural, ideológico, la tolerancia y el respeto, seguirán frenados o avanzando a paso peligrosamente lento.

    Gracias por todas las cosas que aprendí de ti Lutz, las más importantes, herramientas para la vida. (Y entre otras, más curiosas, de no ser por aquella vez que me hablaste de Kant, no estaría entendiéndolo bien probablemente).

    ¡¡Te mando un gran abrazo!!

  2. Diego Villaseñor dice:

    Felicidades por tu blog, hacen falta más blogs de filosofía.

    Sobre lo que dices al principio pienso que la formación académica filosófica (y me figuro que más en México que algunos otros países) carece fundamentalmente de dos elementos:

    1) Enseñanza de la observación.
    2) Fomento del autoconocimiento del alumno, especialmente en lo que concierne al conocimieto de la forma de ser-funcionar de su/el(?) pensamiento.

    Sin aprender y desarollar las capacidades de observación nada se puede decir, ni discernir. Si se desconoce como funciona el (propio) pensamiento el “filósofo” no tendrá confianza en lo que piensa o en por qué piensa lo que piensa. A falta de los dos “los profesionales de la filosofía” y los estudaintes de filosofía, tienen (o tienden) a refugiarse en el pensamiento ajeno que les resulta abrumador; y en tanto hay muchas cosas que no han pensado por sí mismos, su capacidad de dialogar (a la par) con lo grandes filósofos queda mermada (y si no pueden dialogar mucho menos podrán hacer-pensar algo “equivalente” en profundidad u originalidad-“propiedad”-‘cualqier otro adjetivo’, es decir, ¿cómo pensarán aquello que es importante pensar aquí y ahora ?)

  3. Cochiloco dice:

    Chichis pa la banda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s