La escuela del libertinaje.

Publicado: 17 de febrero de 2012 en Anti-Librorum Prohibitorum., Artes, Sexualidad

El Marqués francés más famoso, tanto que llegó a tener sus adjetivo y sustantivo propios, legados a la humanidad en todas las lenguas occidentales, Sade, era no solo un extraordinario escritor y lujurioso sino también un gran crítico de la nobleza y la burguesía.

Quien al leer a Sade se excite u horrorice en vez de disfrutar el sutil aroma de la ironía, no ha entendido nada al gran Marqués.

Mi recomendación literaria va esta ocasión para Donatien Alphonse Francois de Sade y para mí su más fina obra: Los 120 días de Sodoma o Escuela del libertinaje. A continuación una deliciosa degustación…

Teresa llegaba ya a los sesenta y dos años, y parecía un esqueleto. No tenía ni un pelo en la cabeza ni un diente en la boca, y su aliento habría sdo suficiente para sofocar una vaca. Sus nalgas estaban tan prodigiosamente flacidas que se podía haber envuelto su carne al rededor de un bastón: su inmenso orificio parecía un volcán en cuanto a la anchura y un pozo negro en cuanto al aroma (hay quien dice que jamás se limpió el culo en toda su vida y que si un observador hubiera podido acercarse lo suficiente, le habría sido posible abrirse paso hasta los excrementos de la niñez). En cuanto a su vagina, resultaba mucho más horrible aún; sí, un sepulcro cuya fetidez hacía perder el sentido“.

Frente a tal ligereza de pluma la película de Pier Paolo Pasolini, resulta una insípida telenovela.

Un abrazo,

Lutzzz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s