¿Qué es el poder? (Fragmento)

Publicado: 13 de febrero de 2012 en La Polaca, Lato y Stricto
Etiquetas:, , , , , , , ,

Unos pensamientos que reflejan convicciones…

El poder, se nos ha enseñado va de la mano del hombre y su vida política. Esto es cierto, pero sólo lo es porque los hombres, al ser mitad animales, corrompemos el llamado noble oficio de la política. La política corrompida ejerce poder y no voluntad. Esta, al tornarse así un medio de realización egoísta no comunitario, se fetichiza y se corrompe.

Si se concede a Nieztsche, como lo hago, que el poder se encuentra concatenado con los instintos y se acepta, por ser evidente, que estos son un mecanismo natural de la vida, que conlleva su preservación, tendremos que aceptar que el poder por sí mismo es algo neutro. Se ha vuelto problemático, sin embargo, pues hace tiempo que el poder dejó de presentarse por sí mismo. Más o menos el mismo tiempo que ha trascurrido desde que el hombre dejó de ser homo erectus para transformarse en homo habilis, esto es, desde que por azares de la mutación biológica, el humano desarrolló facultad de transformar la realidad de manera conciente; precisamente ese momento perdido en el pasado en que el hombre comenzó a gozar y paulatinamente a refinar lo que Kant nombra razón práctica, esto es el atributo perteneciente a la razón que le permite dictar toda regla que “prescribe la acción como medio para [obtener] el efecto[1]. Ahora bien, es cierto que el desarrollo de razón práctica en el humano –y le dejo al lector la posibilidad de elegir si lo quiere entender como azaroso o teleológico, por ser intrascendental para el caso– en combinación con su poder ha resultado la garantía de supervivencia de la especie frente a un entorno natural que en su momento se presentaba tan hostil al hombre, pero entonces ¿qué ocurre con las atrocidades (invasiones que van desde la privacidad de la persona hasta el robo de territorios y recursos a una nación, cosificación del humano en lo general y de hombres y mujeres en lo particular, y cuantos ejemplos de este tipo se le puedan venir a la cabeza), vistas diariamente, todas ellas claramente contra-supervivencia, pero a un tiempo reflejo de la capacidad del hombre de transformar lo que le rodea, para que se amolde a los impulsos de sus instintos? Me permito dejar esta pregunta sin respuesta por el momento, sabedor de que, para ofrecerla, éste no ha llegado aún. Pido, pues, paciencia al lector y lo invito a internarse en las páginas del tercer capítulo, eso es, aquel que hará referencia a la voluntad.


[1] En el original: “Sie Handlung als Mittel zur Wirkung als Absicht vorschreibt”  KANT, I. Kritik der praktischen Vernunft (K.p.V.), AA V, p. 20.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s